Terapia de altas cervicales
auf deutschin englishEl sitio está en españolen français

Aspectos médico-psicológicos de la terapia de altas cervicales

Después que la indicación para la terapia de altas cervicales ha sido establecida y que la historia médica ha sido recogida, el paciente tiene que entender con anticipación los eventos anatómicos y fisiológicos.

Por el hecho de que se trata de un cambio cualitativo en el organismo, desde la perspectiva de la ética médica hay que tomar medidas y tener cuidado: Entre otras cosas, la conversación preparativa sirve para obtener el consentimiento informado del paciente.

El proceso terapéutico consiste en la reordenación del músculo digástrico con acompañamiento diagnóstico (mediciones de rotación de cabeza, palpación). Se le da mucha atención a la elaboración emocional de procedimiento y se señala a efectos secundarios posibles.

En consecuencia, el método de terapia de altas cervicales es un proceso complejo médico-psicológico: Se siguen directrices médicas (educación de intervención, historia clínica, diagnóstico concomitante, intervención terapeutica, encuesta catamnestica) y exigencias psicológicas (regulación de estado de ánimo, reducción de ansiedad).

Muchas personas - tal vez debido a experiencias negativas - tienen mucho miedo de un tratamiento en la zona cráneo-cervical. Hay a menudo una actitud casi mística que dice que se trata de un área tan sensible, que sólo puede empeorarse la situación y no mejorarse. Hasta el momento, esta actitud cautelosa estaba justificada, porque si se llevan a cabo manipulaciones en las altas cervicales en ignorancia de los hechos anatómicos presentados aqui, el resultado es a menudo un empeoramiento del estado de salud (por ejemplo, mareos aumentados, reducción de la vitalidad).

Básicamente, la terapia de altas cervicales debe realizarse solo cuando hay total libertad de temor y confianza en el procedimiento.