Terapia de altas cervicales
auf deutschin englishEl sitio está en españolen français

Descubrimiento de la asimetría de altas cervicales

Poirier, Paul (1896). Traité d'Anatomie Humaine. Representación de los músculos suprahioideos: Vemos el músculo digástrico, mientras pasa en un ángulo obtuso sobre el hueso hioides.

La asimetría de altas cervicales o más bien la conducción asimétrica del músculo digástrico posterior al rededor de las altas cervicales (axis, atlas, occipucio) fue descubierta por mí como fenómeno, en el momento en que había adquirido un goniometro para medir rotaciones de cabeza y había notado que la mayoría de las personas no giraban la cabeza de manera simétrica (estudio). En el curso de mis medidas, encontré que después del tratamiento aplicado aqui los movimientos de la cabeza estaban expandidos y simetrizados. Las personas tratadas reportaron una ligereza de la cabeza, sensaciónes de alivio y, de forma regular, reducciones de los síntomas. Sospechaba que se trataba de un enredo de los músculos hioidales superiores (músculos suprahioideos) con las altas cervicales.

A principios de 2008, el médico de Kassel, la Dra. Gabriele Hauenstein, y yo fundaron una comunidad de cooperación médica con el objetivo de explicar los fenómenos observados, lo cual logramos después de una colaboración intensa: Los resultados anatómicos permitieron de perfeccionar el tratamiento, el aumento en experiencia clínica servía para comprender el fenómeno con mayor profundidad. La publicación se debe entender como un resultado de esta colaboración exitosa.

El Centro de Anatomía de la Universidad de Göttingen fue instrumental en establecer los hechos anatómicos: Desde el fin del semestre 2009, por ultimo en julio 2012, fue constatado con certitud en preparaciones anatomicas que el músculo digastrico posterior izquierdo (Venter posterior musculi digastrici) encamina, en analogía a una polea, detrás y debajo de las altas cervicales antes de llegar al hioides. Al lado derecho, el músculo pasa delante o al lado del apófisis del atlas (indicación anatómica).

En el curso del semestre de invierno 2009/10, una parte de la collección de cráneos medico-historica de Göttingen (Collección de Blumenbach)  y colecciones de huesos fueron examinados de manera exploratoria sobre el tema. Desde el semestre de invierno 2010/11, por último durante el semestre de verano de 2012, una parte significativa (aproximadamente 400 cráneos ) de la dicha colección de cráneos fue sometida a métodos de medición craniometricos a fin de extraer conclusiones válidas. Después de revisar literatura antigua, se reveló que el fenómeno de conducción asimétrica del músculo digástrico no se había descubierto, ni investigado hasta la fecha. Se trata sin duda de un descubrimiento anatómico. Por consiguiente, este capítulo tiene que añadirse a la macroanatomía.

Izquierda: Vista de un modelo de base de cráneo con atlas, mandíbula y palillos para ilustrar el curso del músculo digástrico. A la izquierda (en la imagen a la derecha), el músculo digástrico posterior pasa detrás y debajo del apófisis del atlas, a la derecha, delante o al lado del mismo. Esto resulta en una ligera oblicuidad del atlas comparado a la base del cráneo. Derecha: Lo mismo, además del axis. Aquí podemos ver que el apófisis izquierdo del atlas se posiciona cerca de la esquina de la mandíbula, por lo cual, en general, no es palpable, pero el apófisis izquierdo del axis se encuentra en posición ventral del apófisis mastoides y es palpable.

Debido al hecho que la relocación terapeutica del músculo digastrico izquierdo es una descubierta terapeutica completamente nueva en el sentido anatómico y clínico, una variedad de indicaciónes muy grande fue examinada. Se reveló que la asimetría de altas cervicales explicaba una cierta parte de sintomáticas en el sentido de una co-variable. Por lo cual es recomendable de verificar si no hay asimetría de altas cervicales decompensada que está causando molestias. Los mejoramientos que han aparecido regularmente en el caso de muchas sintomáticas han obligado de postular que hay una conexión entre los síntomas respectivos y la cualidad de la conducción del músculo digastrico. La amplia gama de indicaciones se demuestra por los siguientes ejemplos:

  • La lesión de latigazo cervical o más bien la lesión por aceleración provoca una distorsión del músculo digástrico posterior izquierdo de modo que el atlas se queda permanentemente (más) inclinado, los músculos cervicales correspondientes izquierdos atrofían, ya que se encuentran tal como en un lecho de yeso, las condiciones de circulación sanguinea se deterioran y se vuelven sensible al movimiento: Estos síntomas se pueden tratar por medio de la terapia de altas cervicales.
  • Las cefaleas tensionales crónicas disminuyen después de la terapia de altas cervicales.
  • La migraña está estrechamente asociada con la asimetría de altas cervicales agravada. Las experiencias terapeuticas actuales alientan. Sin embargo, esta sintomatología requiere seguimiento a largo plazo.
  • A la edad alta, esta medida terapeutica podría ser útil, ya que el vértigo pasa, por lo cual se disminuye el riesgo de caídas.
  • En el caso de la cefalea en racimos, la terapia de altas cervicales ayuda con mucha probabilidad: Debido a un caso de remisión confirmado por el paciente y también por consideraciones teóricas, esto se considera altamente probable.

Se presentan casuística y el intento de una explicación fisiológica acerca de las sintomáticas pre-existentes. Intentamos de alentar al público médico de hacer investigaciónes sobre el tema particular. Años de ocupación con el tema llevaron a la conclusión de que muchas personas sufren más o menos de la asimetría de altas cervicales. Me siento obligado a hacer conocer al público mi descubrimiento con todas las implicaciones antropológicas y clínicas, de modo que éste se encuentra en condiciones de examinar el fenómeno descrito. El examen en terminos antropológicos promete conclusiones evolutivas, en términos clínicos, se identifican perspectivas para la salud.